Fotografía Pixabay.

Adolescencia imperecedera.

Anoche estuve buscando entre mis sueños aquel beso que no me diste. Lo que encontré aún lo recuerdo. Tus miradas mientras yo dormía. (¿Creías que con los ojos cerrados yo no te podía ver?) Hoy solo eres una carta en un cajón que se abre en cada cumpleaños.

Aquí estamos sin estar. En nuestras músicas. En nuestro mismo cielo que vemos. En el espacio eterno que nunca se acaba. En dónde está cada uno a lo suyo. Y a lo nuestro.

(c) Alfonso Saborido.

By Alfonso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies