Los 21 días de después de una iniciación.

por | 9 de septiembre de 2019
21

21 días

Hola, antes que nada, os pido disculpas por estar un poco alejado de esto pero es que me estoy preparando para un examen de mi trabajo que tengo el próximo 21 de septiembre y estoy muy ocupado. Ya después, estaré libre de nuevo, pero ahora necesito tiempo para estudiar. ¡Así que necesito que me enviéis Reiki al examen para que ese día esté lúcido y me salgan las cosas bien! Ya el esfuerzo lo estoy poniendo. Recuerdo: el reiki no es magia y si no estudias, no apruebas, ¡eso es matemática pura!

A lo que voy, porque me han hecho una pregunta interesantísima y quiero que la reflexionéis porque también podéis tener una visión distinta a la mía. En esto Reiki no es matemática.

Una persona me dice que ha sido iniciada en tercer nivel pero que no ha hecho los 21 días que se hacen después de hacer una iniciación (podéis recordar esto pinchando en el enlace).

¿Qué haríais en este caso? ¿Consideráis que la persona está iniciada? ¿Tiene que volver a hacer la iniciación?

Contesto yo en mi opinión. Después de una iniciación, yo mando a mis alumnos y alumnas que hagan los 21 días de dibujar los símbolos, practicar reiki, etc… (cada maestro da unas instrucciones distintas, pero en el fondo, se parecen mucho).  Pero yo nunca controlo eso en el alumno. Yo por ejemplo, después de cada nivel, mando ejercicios y eso sí lo compruebo personalmente para ver si la persona ha aprendido. Pero los 21 días no. ¿Por qué? Porque aparte de lo que es, es un ejercicio de honestidad y eres tú mismo o misma quien debe juzgarte a ti si lo has hecho o no, o si lo has hecho bien o mal.

Pero tampoco debemos ser severos. Reiki no es una religión que imponga reglas severas. Pueden darse circunstancias en tu vida en las que en ese momento en el que recibiste la iniciación, no eran las más adecuadas para que tú hicieras los 21 días. Recordar que en tercer nivel tienes que dibujar 21 veces cada símbolo: CHO KU REI, SEI HE KI, HON SHA ZE SHO NEN, RAKU Y DAI KO MYO.  A todo eso le sumas la práctica de Reiki y es un rato. Puede ser que en ese momento determinado de tu vida, tengas pereza porque estés cansada, o no tengas tiempo porque tienes mucho trabajo o porque tienes que atender a una persona enferma.

Yo pienso que en Reiki no hay prisas, y que ya harás los 21 días cuando realmente puedas. Recuerdo que si un día fallas, tienes que empezar de nuevo, o sea, que no es tarea fácil.

Pero el que no hayas hecho los 21 días no invalida que estés iniciada y que puedas utilizar los símbolos. Sólo que tienes ‘eso’ pendiente, los 21 días.

¿Qué pensaís? ¿Lo veís de otra manera?¿Cómo lo haríais vosotros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.