Reiki y muerte

por | 3 de febrero de 2019

 

Ángel

Ángel

Me consultan una cuestión interesante sobre si se puede dar Reiki a una persona que está a punto de morir o a una persona que ya ha muerto.

A ver. Tenemos que tener muy claro cuál es el concepto de Reiki. Recordamos que la palabra Reiki está compuesta por dos partes REI y KI. El REI es lo que los japoneses llaman ‘energía universal’ y es la energía que proviene del cosmos, ya sea en forma de rayos cósmicos, luz, calor, etc… y por otro lado está el KI que es la ‘energía vital’ que es la energía que tenemos todos los seres vivos. Conocido también como CHI en China o Prana en India, o algo parecido al alma en Occidente.

Pues bien, si la persona está a punto de morir o le falta poco, sigue conservando el KI por lo tanto se le puede dar Reiki de la misma manera que siempre. Si está inconsciente se le pide permiso a su Yo interior y si no se puede acercar uno por la cuestión que sea, a distancia. Recuerden que en estos momentos es también muy importante tener el permiso y el consentimiento de sus familiares o allegados.

Reiki en este caso no ayudar a sanar porque ya no hay remedio, pero ayuda a morir en paz, a no sufrir, a hacer que el tránsito no sea doloroso. Que ya es mucho.

Ahora, si la persona ya ha muerto, NO TIENE KI, por lo tanto no se le puede dar Reiki porque ya no está viva. Por eso Reiki sólo funciona con organismos vivos, como personas, animales o plantas, pero nunca con objetos inanimados. Por ejemplo, no se puede dar reiki ni a una piedra ni a un vaso de agua ni a una medicina, como muchas personas que practican reiki lo hacen. Yo no estoy de acuerdo con eso por esa razón que os digo. Lo que no está vivo, no puede recibir Reiki.

Cuando una persona muere se puede rezar por ella, etc… pero ya entra en las creencias personales de cada cual, y no de la práctica de Reiki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.