Reiki y enfermedades graves

por | 11 de noviembre de 2018
Ojo - Pixabay

Ojo – Pixabay

Tengo a una familiar con glaucoma que necesita control médico. Hace unos días yo protestaba por la tardanza en darle cita y la importancia que es para el control de esta enfermedad el estar continuamente vigilándola. Un amigo me comentó que le diera reiki. Os cuento.

Por un lado, este familiar no quiere ni cree en Reiki con lo cual sería absurdo dárselo.

Pero ¿Y si quisiera? Si quisiera se le puede dar, claro está. Pero hay que tener mucho cuidado con las enfermedades graves como ésta, porque el glaucoma necesita de un control médico que es imprescindible. Sin control médico, la persona puede quedar ciega.

Yo no creo en medicinas germánicas ni esas historias que nos cuentan que un problema de ojos es porque la persona tiene un problema no resuelto que le impide ver y bla bla bla. No. El glaucoma es tensión alta en la vista, y punto pelota. Sólo lo puede tratar el especialista. Que queremos dar reiki, pues vale. Pero insisto e insisto: siempre con la atención médica.

Debemos dejarle el sitio a la ciencia que le pertenece. Tal como el glaucoma, podemos extender este ejemplo a todas las enfermedades graves. No es lo mismo dar reiki para aliviar un dolor de espalda que dar reiki para tratar un cáncer.

Efectivamente, en el tema del cáncer el reiki es muy beneficioso. De hecho, en mi manual cuento que yo llegué al conocimiento del reiki a través de sufrir la enfermedad de mi hermana. Dar reiki a una persona con cáncer, la tranquiliza, le cambia el estado de ánimo a mejor y esto la ayudará a sobrevivir, a luchar, y a ganarle el pulso a la enfermedad. Siempre optimistas tendremos un gran trecho ganado. Además, reiki no tiene ningún efecto secundario. No hay problema salvo que… y aquí está la madre del cordero. Salvo que alguien crea que con reiki se cura exclusivamente una enfermedad y se abandone un tratamiento médico. En este caso, los resultados del abandono del tratamiento médico pueden ser mortales. MUCHO CUIDADO CON ESTO. JAMÁS JAMÁS JAMÁS abandonen ningún tratamiento médico por reiki, o cualquier otra medicina complementaria. Y JAMÁS POR LAS ALTERNATIVAS, porque NO HAY ALTERNATIVA HOY a la medicina científica.

Háganme caso si practican reiki porque si lo hacen mal podéis terminar en un lío y lo que es peor, con la vida de otras personas si abandonáis la medicina científica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.